Higiénicos y robustos: conectores para la industria alimentaria

Con Han® F+B, HARTING ha creado una gama de conectores que han sido diseñados especialmente para los requisitos de la industria alimentaria.. Las superficies lisas dificultan aún más la acumulación de bacterias. Las capotas, bases y juntas son robustas y protegen los contactos internos frente a agua procedente de mangueras y agentes de limpieza agresivos.

La higiene y la seguridad son particularmente importantes en el procesamiento de alimentos. Las máquinas y equipos deben diseñarse de manera que puedan limpiarse con facilidad; deben evitarse cavidades que acumulen suciedad. Los conectores adecuados ayudan al equipo a cumplir estos requisitos. Por este motivo, las uniones, superficies, roscas y juntas de los conectores especiales Han® F+B se han diseñado de manera que impidan la adhesión de partículas de suciedad y, en consecuencia, dificulten la acumulación de bacterias.

Las capotas y bases de plástico Han® F+B son resistentes al agua e idóneas para agentes de limpieza que están certificadas por Ecolab y cuentan con homologaciones FDA 21. El chorro de agua procedente de limpiadores de alta presión no puede penetrar en las capotas/bases cuando están cerradas.

Fácil manipulación

Los usuarios pueden reducir al mínimo estas interrupciones con Han® F+B. Por ejemplo, no tienen que abrir ningún prensaestopas en el armario eléctrico para desacoplar dispositivos de campo. No se requiere la retirada y reinstalación compleja de cableado fijo. Los conectores agilizan la instalación del equipo, y acortan los tiempos cuando se realizan cambios de herramientas y tareas de servicio técnico.

Constantemente en la zona de producto y de rociado

La zona de producto es la zona con contacto directo con el producto alimentario y plantea las exigencias más estrictas para las máquinas y componentes. Normalmente, el diseño de esta zona contempla un tamaño pequeño para reducir el esfuerzo de limpieza. Debido a que las interfaces electromecánicas interrumpirían estas superficies lisas, se instalan fuera de esta zona cuando es viable.

En la zona de rociado, el producto alimentario puede entrar en contacto con los componentes circundantes. No se debe permitir que el material de procesamiento que haya estado en contacto vuelva a entrar en el flujo de producto. Aunque se dediquen todos los esfuerzos posibles, los residuos pueden quedar bloqueados en los componentes, facilitándose la acumulación de bacterias. Por lo tanto, una vez procesados los lotes, debe realizarse la limpieza de esta zona a alta presión con productos químicos. Los conectores son prácticos en este contexto, pero deben tener la capacidad de resistir la presión del limpiador. El diseño de las capotas y las bases del Han® F+B se ha adaptado a los requisitos de esta zona.

Aplicación: máquinas de embalaje para la zona de rociado

La empresa Packaging Automation, fabricante de selladores de bandejas, en Knutsford, Gran Bretaña, ha utilizado este conector desde una etapa de desarrollo conjunto. “Gracias a Han® F+B, ya no experimentamos más problemas con la conexión de elementos de la máquina”, informa Steve Woodhead, Ingeniero de diseño en PA. “Gracias al conector, hemos conseguido más normalización en el área inferior de las máquinas. Ahora podemos sustituir aislantes, como por ejemplo sistemas de escape, y realizar cambios sin necesidad de rediseñar la estructura de metal completa del sellador de bandejas”.

Informe técnico: el uso de conectores en la industria alimentaria