Perfección implica calidad sin concesiones: nuevos sensores de corriente HARTING

Para permitir el mantenimiento predictivo, los equipos eléctricos utilizados en la producción automatizada están cada vez más controlados. Los sistemas de control requieren, entre otras cosas, información sobre el flujo de potencia. HARTING ha desarrollado sensores que detectan con precisión el consumo de corriente de los actuadores. El controlador compara los resultados con otros datos del proceso para obtener información sobre posibles averías. El sistema de control interviene antes de que ocurra un error.

Medición de corriente en el catálogo electrónico

El rendimiento y la miniaturización han avanzado enormemente incluso en los tipos de sensores de corriente más sencillos. El esfuerzo necesario para aumentar la densidad de sensores en automatización ha disminuido considerablemente.

La serie HCME funciona según el principio de asignación directa, bucle abierto, y emplea núcleos rectangulares. Estos dispositivos logran una precisión que, en muchos casos, compite con la de los transformadores de corriente de compensación, que son bastante más caros (+/- 0,5%). Gracias a su forma rectangular, estos nuevos sensores ahorran espacio y pueden instalarse fácilmente en un carril de potencia.

Gracias a su forma rectangular, los sensores de corriente HCME pueden montarse directamente en el carril de corriente sin ninguna dificultad.

Estos sensores de corriente son una solución sencilla y compacta para controlar convertidores de frecuencia. Además, para suministrar potencia, la ingeniería mecánica utiliza cada vez más los carriles conductores de aluminio, que se pueden monitorizar mediante sensores. Con la serie HCME, HARTING ha optimizado el sensor de bucle abierto para el montaje en barras colectoras. El resultado son unos dispositivos de dimensiones compactas: 6 cm de altura y 14,5 cm de anchura. Los pasacables para los carriles tienen unas dimensiones de hasta 64 mm de ancho y 21 mm de altura (posibilidad de formatos especiales). Asimismo, se preparan orificios de montaje en la base, a través de los cuales los sensores pueden aplicarse directamente al carril de corriente, mediante el uso de dos tornillos.

Preparados para temperaturas extremas

El amplio rango de temperatura, de -40° C a + 85° C, permite el uso incluso en condiciones medioambientales extremas.

Gracias a su alta fiabilidad, los sensores son idóneos para el uso en inversores de frecuencia y en el suministro de potencia a cargas de alto rendimiento.

Además, los transformadores de corriente HCME están protegidos fiablemente contra interferencias, por ejemplo las generadas por los campos magnéticos de líneas de conducción de corriente externas.

HCME es la sigla de HARTING Current Measurement Eco. La serie incluye 7 transformadores de corriente para corrientes entre 0 y 5.500 amperios. Los sensores HCME han ganado mucho terreno a los sensores de bucle cerrado. Pueden medir corrientes continuas y alternas de entre 0 y 50 kHz, con rango de entrada de 0 a 100 kHz para los sensores de corriente de compensación.

Medición de corriente en el catálogo electrónico