„Gran apoyo de la sociedad democrática“

El expresidente federal Joachim Gauck reconoce los logros y el compromiso de HARTING / Celebración festiva por el 75º aniversario del Grupo Tecnológico a la que asistieron numerosos invitados destacados

Con una ceremonia festiva, a la que asistieron los expresidentes alemanes Dr. Joachim Gauck y Christian Wulff, el Grupo Tecnológico HARTING (Espelkamp) celebró su 75o aniversario. Gauck extendió sus felicitaciones por el aniversario, y pronunció un discurso con toques de humor, pero también reflexivo. Honró los logros de la empresa que fue fundada por Wilhelm y Marie Harting en 1945 en Minden, y que en la actualidad dirigen la segunda y tercera generación de la familia.

A tenor de una sociedad alemana que parecería "saciada y fatigada en algunas partes" ("el espíritu del país está al límite"), como comentó el anterior jefe de estado, resulta aún más notable el ejemplo de HARTING, que encara de forma firme y decidida el futuro con coraje, optimismo y genuina alegría, y asume la responsabilidad como "la más bella forma de libertad". Las empresas familiares como HARTING son un "respaldo estable de la sociedad". El gobierno no puede reemplazar sus actividades.

Antes de Joachim Gauck, Margrit Harting, con un alegre "Oh, qué feliz día", había saludado a unos 100 invitados, entre ellos el presidente del consejo de Deutsche Messe AG, Dr. Jochen Köckler, su predecesor Sepp Heckmann, el campeón mundial de lanzamiento de disco y campeón olímpico Robert Harting, así como los presidentes de la Private Hochschule für Wirtschaft und Technik y de la Universidad de Osnabrück, Prof. Dr. Dennis De y Prof. Susanne Menzel-Riedl.

En su discurso, Dietmar Harting, antiguo expresidente del Consejo de administración e hijo del fundador de la empresa, hizo un repaso de los inicios de la empresa, que apenas unos meses después del fin de la guerra había comenzado a fabricar electrodomésticos, como lámparas de bajo consumo, hornillos, encendedores, planchas para cocinar gofres y planchas para la ropa, en un pequeño taller y con una docena de empleados. El primer empleado de compras de la empresa trajo las materias primas desde Renania, guardadas en una mochila mientras viajaba en un vagón de carbón. La esposa del fundador de la empresa repartía los artículos de la empresa en bicicleta, aceptando alimentos como pago de los agricultores de los alrededores. La joven empresa se desarrolló rápidamente, y pronto se concentró en sistemas eléctricos de automóviles, equipos médicos, gramolas, tocadiscos y magnetófonos. Con la llegada de los conectores patentados Han® en 1956, la empresa, que se trasladó gradualmente a la vecina Espelkamp a partir de la década de 1950, pasó a escribir la historia de la tecnología.

En su intervención en el edificio Botta de Minden, sede de la sociedad comercial alemana, Philip Harting, nieto de Wilhelm Harting, que asumió la dirección de la empresa familiar de su padre Dietmar en 2015 y dirige la empresa junto con su hermana y sus padres, agradeció a los antiguos y actuales empleados de todo el mundo su valiosa contribución al éxito de HARTING. La empresa, con sus instalaciones de producción y empresas comerciales en todos los continentes, se enfrenta a la competencia mundial y necesita el apoyo de la arena política para fortalecer las sedes en la región y hacerlas aún más atractivas. Este es el único enfoque que permitirá a HARTING crecer en el futuro en la era de la digitalización y aprovechar al máximo sus oportunidades, al tiempo que determina conjuntamente el curso de la tecnología y conforma el futuro con tecnologías para las personas, tal y como se establece en la visión de HARTING formulada en 1996. No se escatimarán esfuerzos para asegurar que el testigo pase a la cuarta generación cuando llegue el momento.

Los alcaldes de las ciudades de Minden y Espelkamp, Michael Jäcke y Heinrich Vieker ("Espelkamp no sería concebible sin HARTING"), el administrador del distrito de Minden-Lübbecke, Dr. Ralf Niermann, así como la presidenta del distrito de Detmold, Judith Pirscher, destacaron en sus discursos de bienvenida el papel de HARTING en el sector de la tecnología, como empleador atractivo y empresa de formación vanguardista y ultramoderna, y como promotor y generoso defensor de la región. El acompañamiento musical de la ceremonia fue realizado por miembros de la Orquesta Filarmónica del Noroeste de Alemania y el Coro de Gospel de la Nueva Vida.

En Espelkamp, numerosos aprendices dieron a Joachim Gauck una cálida y entusiasta bienvenida por la tarde. El expresidente federal visitó el centro de formación de NAZHA, inaugurado en 2008 y ampliado en 2015, en el que se prepara a los futuros empleados de la empresa para su carrera profesional en dos docenas de cursos de formación o en programas de estudios duales. En diversas estaciones, como la de la Compañía NAZHA, los aprendices de diferentes áreas técnicas informaron a Gauck acerca de su formación práctica y posteriormente tuvieron la oportunidad de formular algunas preguntas a sus destacados invitados.

El último punto culminante de esta excepcional jornada festiva fue una breve recepción del expresidente federal en el ayuntamiento de Espelkamp, donde firmó en el Libro de Oro. 

Maresa Harting Hertz, Philip Harting, el expresidente Joachim Gauck, Margrit Harting, el expresidente Christian Wulff y Dietmar Harting (de izquierda a derecha) durante el evento festivo en Minden.